Los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) ayudan a las empresas a optimizar sus necesidades contables y financieras por medio de la integración de datos. Le brinda a las altas gerencias una mejor vista de todas las áreas del negocio y esto le permite tomar decisiones más rápidas y precisas que afectan las operaciones de su empresa de forma positiva. En un contexto empresarial de mucho cambio, tener la información actualiza es la mejor estrategia para tomar buenas decisiones.

Calidad de la información:
Con la tecnología e integración que brinda un sistema ERP las empresas mejoran en el desempeño de las actividades financieras, como los programas de pago de los clientes, la gestión del crédito y el seguimiento de los ingresos, gestión de las cuentas por cobrar, conciliaciones bancarias y más.

Los paquetes de contabilidad independientes ofrecen informes financieros básicos como estados de resultados, balances, etc. Por el contrario, ERP ofrece muchos tipos más variados de informes. Los ejemplos incluyen proyecciones de flujo de efectivo basadas en la gestión de inventario y los estados de los pedidos y la antigüedad de las cuentas por cobrar superpuestas con el flujo de pedidos del cliente. Estos informes le brindan más que solo datos financieros. Le ayudan a gestionar su negocio de forma más eficaz.

Menor cantidad de reprocesos:
Es Inevitable la posibilidad del error humano al capturar datos manualmente. Al perder el enfoque y perder entradas clave, puede causar problemas en su contabilidad. Los datos contables incorrectos afectarán la calidad de los análisis financieros y los informes financieros. Este error puede tener malas consecuencias en sus finanzas, incluidas las complicaciones fiscales.

Un sistema ERP para contabilidad evita que ocurran tales errores porque el sistema está automatizado. Esto le brinda información precisa sobre la situación financiera de su empresa. Y genera flujos de trabajo que sistematizan la contabilidad basado en las mejores practicas de las NIC Y NIIF.

Acceso 24/7 y desde cualquier lugar:
Lo bueno de tener un sistema ERP en la nube es que, siempre que tendrás acceso a Internet, todos los datos y la información que necesita estarán disponibles para usted desde cualquier lugar y en cualquier momento. Un sistema en la nube almacena y opera todo de forma remota, por lo que incluso si los empleados están repartidos por todo el país, aún pueden ingresar datos en tiempo real desde cualquier dispositivo conectable (computadora portátil, teléfono inteligente, tableta, etc.). así como empresario o gerente garantizas la continuidad de tu negocio, brindando la posibilidad a tu equipo de trabajo de alcanzar sus objetivos desde casa.

contáctanos
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp